MENÚ
19 Febrero 2018

TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN LAS AULAS: EL PASO DE LA PIZARRA AL MONITOR INTERACTIVO


La pizarra ha muerto llegan los monitores interactivos. No es algo nuevo. Desde hace cinco años, la utilización de los monitores interactivos y las tabletas como herramientas educativas ha sido una realidad en muchos colegios canarios. La digitalización progresiva de estos centros ha supuesto dar un paso a la hora de responder a las necesidades de la educación del siglo XXI.

Ya sea desde un smarthpone, una tableta o un portátil, los niños nativos digitales prefieren navegar por internet en lugar de usar la televisión. Usan habitualmente móviles y tabletas, por lo que están familiarizados con su uso, que ahora va más allá del ocio y que debe también atender a criterios educativos. En definitiva, los nativos digitales necesitan aulas digitales.

La desaparición del cuaderno y la tiza es un hecho cuando hablamos de la digitalización en la educación. Ya no vale hacer lo mismo que con los libros, por lo que la metodología del profesor también varía.

Las tabletas significan el fin de las mochilas cargadas de libros y dan la bienvenida a la utilización del video y de los archivos de sonido a nivel educativo. Por ende, la introducción de los monitores interactivos en las aulas, en detrimento de las pizarras, proporciona una experiencia de aprendizaje mucho más participativa por parte de los alumnos. 

Actualmente son muchos los modelos de monitores interactivos que se pueden encontrar en el mercado, sin embargo, hay que destacar la importancia de una buena y minuciosa formación para los usuarios de estos equipos. Grupo CRI ofrece una formación personalizada para que los profesores puedan sacarle el máximo partido a las numerosas características de los monitores interactivos Clevertouch de Charmex

Clevertouch permite llevar la educación a otro nivel, con lecciones personalizadas, aplicaciones, educativas, mapas mentales y pizarras infinitas. En un mismo lienzo podemos incorporar anotaciones, vídeos, imágenes y audio que pueden ser enviados como archivo a los alumnos por email o compartirlo en Google Drive.

Dácil De La Guardia, Product Manager de Clevertouch, tiene muy claro que el servicio que presta el Grupo CRI no termina con la venta del producto “Para nosotros no es válida la premisa de te lo instalo y si te he visto no me acuerdo. Por ello tenemos un equipo cualificado que da una formación personalizada y que está siempre al tanto de todas las  incidencias que nos haga llegar el cliente”. Tras 20 años en el sector en Canarias su lema sigue inalterable al paso del tiempo: “Tecnología líder con el mejor servicio

Que un aula tenga un Clevertouch hace que los alumnos puedan disfrutar de clases más interactivas, trabajen de forma colaborativa y por supuesto es una herramienta que aumenta la participación de los alumnos. Asimismo los profesores, por su parte, podrán personalizar al máximo su temario, creando lecciones personalizadas, mapas mentales e incluso exámenes para sus alumnos.

La última tendencia de Clevertouch es optar con pantallas que van desde las 55 hasta las 98 pulgadas, capacidad multitáctil para que sean varios alumnos los que interactúen a la vez sobre el monitor, resolución de imagen que alcanza 4K, dos módulos OPS que hacen posible utilizar dos sistemas operativos diferentes (Android de serie y Windows opcional) y un funcionamiento autónomo.

La digitalización en las aulas ya no es algo del futuro, sino que ha llegado para quedarse. 

Imágenes