MENÚ
Formacion on line
22 Julio 2020

“EL GRUPO CRI ME DIJO QUE ME AYUDARÍA EN LO QUE HICIERA FALTA Y ASÍ HA SIDO"


El asesor y profesor Miguel Peña Lasso, imparte formación en su despacho gracias al asesoramiento y la tecnología implantada por el Grupo CRI. Sus 15 alumnos asisten diariamente desde casa a sus clases de contabilidad y fiscalidad.

Nunca pensé que un curso on line pudiera tener tanto nivel de asistencia”. Con esta rotundidad, Miguel Peña Lasso, asesor fiscal y con una amplia trayectoria en formación indica cómo se han adaptado a la nueva manera de impartir sus clases virtualmente.

Nos colamos en su despacho de la capital grancanaria en el que da clase de Contabilidad y Fiscalidad de un curso organizado por la Cámara de Comercio de Gran Canaria, sin contar con ningún alumno en sus instalaciones. Dos monitores interactivos Clevertouch presiden la sala y en uno de ellos 15 personas entran a diario, a través de la plataforma Webex Meeting, desde localizaciones tan distantes como La Aldea, Arguineguín, Las Palmas de Gran Canaria, San Mateo o Gáldar recibiendo clases en streaming de esa asignatura.

Miguel se mueve delante de los dos monitores como pez en el agua. Mientras que en uno de ellos ve a todos sus alumnos a través de ventanas, el otro lo utiliza para escribir fórmulas, números y multitud de asientos contables. Los dos monitores están conectados a un ordenador y dentro de la videoconferencia que realiza con sus alumnos comparte pantalla mostrando todo lo que escribe en la pantalla del mismo.

Grupo CRI ha sido la empresa encargada de poner a disposición de Peña Lasso las herramientas necesarias para poder dar estos cursos de formación y aprendizaje a distancia y desde que se instalaron todo han sido ventajas. “Los cursos on line tienen la fama de tener una tasa alta de absentismo, sin embargo, en este (que ha sido más virtual que on line) todos han estado de principio a fin, algo muy sorprendente”, recalca Miguel “Había que buscar una fórmula para hacerlos como si fueran presenciales, así que se buscó la mezcla entre webex más monitor interactivo y ha sido todo un éxito”.

Gracias a esta solución los alumnos ahorran tiempo y dinero… y algo más. “La información nos llega a tiempo real, no hay retardo ni se escucha mal. Es mucho más cómodo para todos. En mi caso yo, que vivo en La Aldea imagínate a qué hora tendría que salir de casa para estar a las ocho de la mañana en clase”, indica una alumna.

Ese tiempo valioso es algo que Miguel ha ganado también con los clientes de su asesoría. “Utilizo este tándem Webex/Clevertouch con todos ellos compartiendo la pantalla de la Clever para mostrarles anotaciones a la hora de explicarles algún detalle de su declaración de la renta, por ejemplo. Estoy ganando un tiempo precioso en desplazamientos ya que ahora muchos clientes no tienen que pasarse por el despacho”.

Con todas las precauciones que se están tomando durante este 2020, el hecho de que las empresas puedan gestionar a sus clientes por videoconferencia es toda una ventaja. “Realizamos diariamente un gran número de videoconferencias. Es incluso mucho más fácil contactar con nuestros clientes así, porque hasta el momento siempre dependíamos de la flexibilidad de sus agendas. Ahora es mucho más rápido. Le mando un correo con fecha y hora y desde el sitio en el que esté, hablamos. Mucho más cómodo sin duda para todos”, insiste Miguel.

La clase discurre con una facilidad y normalidad pasmosa y sorprende el desparpajo con el que Miguel se mueve en una tecnología que hasta hace unas semanas era nueva para él. “Desde la instalación hasta la formación del Grupo CRI ha sido espectacular. Para nosotros era todo un reto y nunca nos dejaron solos. Nos sentimos arropados y tuvimos en todo momento a su equipo detrás para solucionarlos cualquier duda. Me dijeron en todo momento que me ayudarían en lo que hiciera falta y así ha sido”, indica Peña Lasso.

Durante la clase Miguel comparte documentos con su alumnos que levantan la mano ante alguna duda, realiza anotaciones en el monitor de diferentes colores, recupera clases anteriores en la pizarra infinita y les indica que las sesiones están siendo grabadas para que puedan repasarla si así lo desean.

Miguel se alarga en su clase y comienza el turno de dudas, comentarios y buenos deseos para el fin de semana. El “buen rollismo” es palpable en esta clase, algo que se agradece. Para finalizar Miguel, antes de despedirnos, indica que “Como asesor financiero puedo decir que es un producto rentable, con retorno y que les hará ganar dinero”.

Imágenes